Cuando hablamos de Big Data o en su traducción al español como datos masivos, nos referimos al proceso por el cual se recogen grandes cantidades de datos de Internet para extraer de ellos la información que resulta útil.

En el caso de una empresa, este análisis permitirá conocer más y mejor a sus clientes y consumidores, a través de los patrones recurrentes de búsqueda, sus compras, sus preferencias, entre otros.

Acceder a los datos y saberlos interpretar correctamente puede hacer la diferencia y convertirse en una importante ventaja competitiva.

¿Sabías qué durante una sola hora en todo el planeta Tierra se suben 2 millones de fotografías a Instagram, se generan más de 9 millones de “me gusta” en Facebook, se publican 20 millones de tuits, se envían más de 2.5 millones de mensajes de WhatsApp y se ven aproximadamente 200 millones de vídeos en YouTube?

La cantidad de información que se produce en Internet es colosal.

En todo el mundo solo durante el año 2018 se generó más de 132 exabytes (13200000000000000000000 bytes) de datos al mes.

Sin embargo, de la gran cantidad de datos producidos solamente son analizados actualmente el 1%.

Ya se podrán hacer una idea de por qué los datos almacenados en Internet han sido bautizados como el petróleo del siglo XXI.

Un paso más allá: más Smart Data que Big Data

¿Por qué es importante el Big Data?

Claro que se estarán preguntando qué sucede entonces con los análisis que las compañías efectuaban desde hace décadas a través del Business Intelligence.

Pues bien, el Big Data viene a aportar nuevas herramientas y métodos para analizar un mayor volumen de información, a mayor velocidad y de forma online sobre variedad de datos diferentes.

A estos beneficios podemos agregar que

El Big Data analiza los datos cuidando su veracidad y sopesando su valor real, es decir, descartando aquella información que no es relevante.

Una de las preocupaciones reales de las empresas de hoy radica en conocer a profundidad a sus clientes y consumidores, así como identificar y entender sus necesidades.

El perfil del cliente o consumidor ha cambiado enormemente, en especial dada su proactividad y su constante presencia en Internet y las redes sociales.

Ahora se hace necesario seguirle el paso a través de la huella digital que va dejando y comprenderle a través del neuromarketing, del marketing emocional y del empleo del Big Data.

¿Por qué es importante el Big Data?

 

Un paso más allá: más Smart Data que Big Data

El Big Data ha dado paso a toda una revolución en el entorno digital.

Las empresas tienen como nunca antes acceso a millones de datos que les posibilitarán establecer tendencias y patrones de comportamiento, así como pronosticar necesidades de sus clientes y consumidores.

Pero los datos por sí mismos no sirven de nada si no se efectúa su análisis adecuado y se correlacionan entre sí.

Es necesario escarbar entre ellos para hallar aquella información valiosa.

Para ello es necesario actuar de forma inteligente.

Es cierto que todo es más fácil a través del uso de softwares rápidos y poderosos que puedan darle sentido e interpretación a los datos.

PERO NO TODO SE TRATA DE TECNOLOGÍA.

Es necesario entender primero qué queremos hallar en la data es decir los objetivos concretos e identificar las problemáticas y áreas de mejora de nuestra organización.

La primera acción en un proyecto de Big Data no debe focalizarse en la tecnología ni en recabar datos, sino en tener claro qué problemática de negocio o mejora de atención al cliente queremos mejorar de cara a nuestros clientes y consumidores.

El Big Data y la tecnología

 

El Big Data y la tecnología

Con los avances en materia de inteligencia artificial, las empresas tienen la oportunidad de entender qué elementos pueden ayudarles a crear vínculos emocionales con sus consumidores mediante sus marcas, y lograr el tan valorado enganche o engagement.

La tecnología entra en juego para facilitar el análisis de aquellos datos que por su cantidad o tipo eran difíciles de tratar por los métodos tradicionales.

Los softwares acceden a más contenido y a datos profundos con una mayor calidad.

Antes del Big Data, las empresas solo contaban con la posibilidad de cargar la información estructurada en su sistema ERP y CRM.

Actualmente, pueden recabar información adicional que se halla fuera de los dominios de la empresa, es decir, la data de las redes sociales como comentarios o likes, los resultados de las campañas de marketing y los datos estadísticos de terceras personas, entre otros.

Estos datos son fundamentales para saber si sus productos o servicios funcionan bien o presentan problemáticas.

El Big Data permite de esta manera a las empresas aprovechar los datos disponibles para identificar nuevas oportunidades.

Esto facilita la toma de decisiones inteligentes, la mejora de la eficiencia en sus operaciones, el incremento de la productividad y la rentabilidad, y lo más importante la satisfacción de sus clientes.

 

¿Qué aplicaciones tiene el Big Data en el e-Learning?

Esperamos vuestros comentarios….en breve os indicaremos algunas ideas.

 

Cómo afrontar el reto de la transformación digital de tu empresa

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Nos gusta recibir vuestras opiniones, no dejes de compartir 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)