La innovación y la creatividad empresarial se plantean como uno de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas en la actualidad. En este sentido, crear, desarrollar y mejorar los productos o servicios que ofrecen se convierte en una prioridad.

En todo este proceso, los recursos humanos juegan un papel muy importante y la gestión del talento de las personas se convierte en un elemento clave. Si queremos conseguir una empresa en la que no sólo el éxito sea posible y alcanzable, sino una empresa en la que todos y todas queramos trabajar, el departamento de recursos humanos debe focalizarse en la innovación para lograr los objetivos y la estrategia marcadas por la dirección de la compañía.

Pero, ¿cómo conseguimos que nuestra empresa sea innovadora?. Efectivamente no es una tarea fácil, no obstante, si sabemos como implicar a los trabajadores en el proceso de creatividad empresarial, todo será mucho más sencillo.

 

¿Es posible fomentar la creatividad empresarial?

 

Solemos asociar la creatividad con grandes artistas, personas que a lo largo de la historia han sido capaces de llevar a cabo trabajos casi imposibles para la época, y nos pensamos que tienen un don, difícilmente alcanzable para la mayoría de las personas. Pero nada más lejos de la realidad, la creatividad es una manera de hacer las cosas, de resolver problemas, de vivir. Es una capacidad y se puede aprender, motivar y desarrollar.
Algunas de las claves, para desarrollar la creatividad, son:

 

1.Innovación a través del pensamiento creativo

Ser innovador y creativo requiere práctica y, para ello, es necesario que dejemos atrás las tareas rutinarias y hagamos cosas distintas que fomenten la generación de ideas. Cuando estamos tranquilos y relajados, aparece la imaginación.

 

2.Salir de la zona de confort

Es necesario aparcar las lógicas cotidianas, saliendo de las tareas que hacemos casi de manera automática y por inercia a diario. De esa manera, es posible ver y vivir otras realidades, dejando fluir el espíritu crítico, que cuestiona todo permanentemente.

 

3.Potencia la curiosidad

Todas las cosas que nos llaman la atención suponen un estímulo en la aparición de nuevas realidades o posibilidades. Además, nos empuja a estar informados y nos arma de herramientas para descubrir nuevos horizontes.

 

4.Juega

Los juegos estratégicos tales como el ajedrez o el póker, ayudan a potenciar habilidades y fomentan la innovación. Son de gran ayuda, sobretodo, afrontando retos y problemas que pueden surgir en la vida profesional y personal.

 

5.Asume riesgos

Hay que desarrollar ideas que, aunque inicialmente puedan parecer arriesgadas y llenas de incertidumbre, finalmente terminen en geniales y buenas para la compañía.

 

6. Las ideas deben madurar

La idea que tenemos hoy seguramente va cambiando y mejorando con el paso de los días. Es necesario no ser precipitado y entender que, sin presión, las ideas maduran y se adaptan a la realidad.

 

7.Sigue caminando

La creatividad no aparece de repente sino que hay veces que sale con facilidad y otras tantas, no la encontramos. Por eso, hay que trabajar duro, para que las ideas nazcan por si solas en nuestra mente. El trabajo y el esfuerzo tienen su recompensa y estimulan la innovación y creatividad.

Empresas como Google son pioneras a la hora de trabajar la creatividad empresarial, por este motivo, fomentan que sus empleados inviertan su tiempo y se tomen sus momentos de tranquilidad y reflexión tanto dentro como fuera de la oficina y otros espacios. Se fomenta, la felicidad de los trabajadores, el desarrollo de lo personal y de lo profesional en la búsqueda de la creatividad.

gestion talento a través creatividad

 

10 Reglas para que tu equipo se más creativo

 

 

1.Diversidad

El primer elemento a tener en cuenta para conseguir un equipo creativo se deriva de la diversidad dentro del grupo. Si se quiere, por ejemplo, trabajar con nuevas ideas de márketing, no se puede limitar la búsqueda dentro de expertos en esta materia sino que hay que dar voz a empleados de otros departamentos, con otras formas de ver y entender el objeto sobre el que estamos trabajando. Una mayor diversidad de miembros del equipo proporciona una gama más amplia de experiencia, habilidades y patrones de pensamiento, y eso da como resultado un mayor nivel de creatividad.

 

2.Recompense al equipo, no al individuo

Si el tipo de recompensa del buen trabajo se realiza a nivel grupal, los integrantes del equipo se sienten motivados para realizar sus tareas y desarrollar las ideas de manera colectiva. Nos olvidamos, de esa manera, la exaltación del individualismo, el egoísmo, la competencia desleal, las malas prácticas, los engaños y el rechazo a la participación.

 

3.Los equipos no son para siempre

Con el tiempo, los miembros del equipo aprenden a entenderse entre sí. Llega un punto en que se comparte un lenguaje común y todo se interpreta sin necesidad de explicarse demasiado. Este conocimiento tácito, facilita la comunicación y la creatividad, desarrollando identidades en cada integrante e incrementando el orgullo en el desempeño de las tareas.

Sin embargo, después de unos dos años más o menos, los miembros del equipo se conocen demasiado bien. Y eso puede dar lugar a la previsibilidad e incluso, al aburrimiento. Por lo tanto, es bueno dar tiempo a los equipos para que se relajen, pero es malo mantenerlos juntos a largo plazo por lo que lo ideal es mezclar y combinar personas cada 18 a 24 meses.

 

4.Establecer procesos para la comunicación entre equipos

Es importante reunir a diferentes equipos y fomentar la comunicación entre ellos ya que, de esta interacción se pueden sacar muchas ideas y se puede aportar sugerencias de cambio y mejora. Es posible, incluso, que el integrante de otro grupo nos haga caer en errores que desconocemos porque no se detectan desde dentro.

 

5.Fomentar la rivalidad de buen humor

Muchos gerentes reúnen a equipos en situaciones altamente competitivas con la esperanza de motivar a los miembros del equipo para que se esfuercen más. Aunque no es del todo bueno fomentar la competitividad porque puede dar lugar a situaciones de estrés, si fomentamos el buen humor y la rivalidad amistosa, se pueden generar ambientes agradables y que aporten creatividad.

 

6.Capacitar a los líderes del equipo en los aspectos básicos de la creatividad grupal

Para garantizar que los equipos extraigan el máximo potencial creativo de sus integrantes, es importante que los líderes tengan una capacidad de resolución de problemas, que motive a los miembros del equipo a ser creativos, que mantenga la crítica bajo control, que fomente procesos de generación de ideas y métodos de evaluación. Un líder de equipo que sea motivador puede empujar a las personas a pensar de forma más creativa que nunca.

 

7.Resuelve problemas de relación rápidamente

Si dos miembros del equipo tienen problemas entre sí, el líder del equipo necesita resolver el conflicto rápidamente. Las peleas grupales entre dos o más miembros pueden destruir la dinámica de grupo, hacer que los miembros del equipo tomen partido y dediquen a las disputas tiempo que debería dedicarse a la creatividad y la innovación.

 

8.Analice los niveles

Las jerarquías pueden causar problemas en equipos, particularmente en organizaciones jerárquicas o burocráticas. Los miembros del equipo siempre buscarán a sus superiores para su aprobación y esto tiende a generar ideas para complacer a los superiores en lugar de generar ideas que sean verdaderamente creativas. Hay dos alternativas. Puede se pueden crear equipos de personas que se encuentren en niveles similares dentro de la organización, o se puede establecer reglas básicas del equipo para desalentar el juego en la jerarquía.

 

9.Proporcionar recursos del equipo

La sala u oficina donde se reúnan los equipos tiene que contener el material necesario para que la creatividad y la innovación fluyan. En este sentido, libros, mucho papel, bolígrafos, colores, juguetes… son necesarios para la buena praxis del equipo.

 

10.Orientado a resultados en lugar de orientado a métodos

Los equipos deben tener claras la metas a alcanzar y, además, deben establecer sus propios caminos para alcanzar los objetivos de la organización. Pueden, además, tomar su propio tiempo para inspirarse fuera del trabajo, lejos de la oficina. Muy poca creatividad corporativa florece en cubículos o salas de conferencias congestionadas.

 

El Brainstorming, idóneo para generar ideas en equipo

Una de las herramientas más utilizadas en los últimos tiempos en las empresas, es el brainstorming. Esta palabra, derivada de las palabras inglesas brain, que significa cerebro, y storm, tempestad, trata de generar un aluvión de ideas dentro de una reunión.

Dentro de este contexto, estas tres pautas son importantes:

1) Hay que hacer sentir a todas las personas que forman parte del proceso. Esto es posible si se escuchan sus propuestas y si sienten implicación en la toma de decisiones

2) Es importante llegar a consensos y no censurar, sin dejar de tener en cuenta que cada integrante ocupa un lugar en la organización y algunos, de rango inferior, se pueden sentir coaccionados a la hora de transmitir una opinión o valoración.

3) Se debe Incentivar la colaboración. Los empleados deben sentirse motivados a la hora de participar y colaborar en este tipo de procesos que, si bien pueden mejorar el clima laboral en la empresa, también suponen una mejora en los objetivos de la organización.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)