Seleccionar página

La conciliación laboral, unos buenos horarios de trabajo y un departamento de Recursos Humanos con dotes comunicativas son algunas de las recomendaciones para hacer de tus empleados, tus embajadores.  Un trabajador feliz puede llegar a ser un 31% más productivo.

 

Pertenecer a una empresa con reputación y con buena imagen externa es importante a la hora de optar por un puesto de trabajo. Está demostrado que un trabajador que se siente identificado con los valores de marca y las condiciones laborales, será un trabajador más feliz y por tanto, la productividad laboral se verá incrementada.

La idea de “embajadores de empresa o marca” está cobrando fuerza entre los departamentos de recursos humanos de las empresas. En la actualidad, se están dando cuenta que todo acto proyectado por sus trabajadores hacia el exterior y lo que piensan sobre la empresa donde trabajan, tiene una repercusión externa que influye en nuestra imagen de marca.

Por este motivo,  se está volviendo frecuente crear puestos de trabajo dentro del mismo departamento de Recursos Humanos destinados a la comunicación interna y la conciliación laboral entre trabajador-empresa. Este perfil, tiene como objetivo principal buscar nexos entre los empleados, ayudar los empleados a mostrar una imagen externa adecuada a los intereses internos de la empresa, y sobre todo, buscar maneras de reconocer el trabajo a través de incentivos, horarios de trabajo flexibles, formación y otro tipo de actividades lúdicas que fomentan el bienestar.

 

Conciliación laboral, horarios de trabajo… ¿Qué rol tiene el departamento de Recursos Humanos  en una empresa?

Según la afirmación realizada por la psicóloga y coach María Jesús Álvarez, “La productividad de una empresa con trabajadores felices puede aumentar una media del 31% y su mejora en la salud puede alcanzar hasta un 21%”. Está comprobado que una de las mejores inversiones que puede hacer una empresa es construir un departamento de Recursos Humanos con el objetivo de conseguir unos trabajadores felices.

Pero, ¿cómo se consiguen trabajadores felices?. Ante esta preocupación, los encargados de los recursos humanos de las empresas deben pararse a analizar que están ofreciendo al trabajador a cambio de sus servicios o trabajo diario. Es importante tener en cuenta si la conciliación laboral y personal existe, si los horarios laborales son flexibles, si está establecido un plan de carrera profesional y sobre todo, si el trabajador se siente identificado con la empresa.

A continuación os planteamos algunas recomendaciones para fomentar que los trabajadores estén más contentos, así como mejorar la imagen proyectada hacia al exterior por estos.

 

¿Cómo mejorar la relación entre empresa – empleados?

Muchas empresas tienen la falsa creencia de que buscar el bienestar del empleado es una tarea para grandes empresas y que ellos bastante tienen con mantenerlos y sacar adelante su día a día. Pues bien, esto es un error muy frecuente y os vamos a contar algunas pautas que pueden fomentar la productividad, ayudar al crecimiento empresarial y retener el talento de los trabajadores.

 

En busca de la conciliación laboral y flexibilidad horaria

En primer lugar, tener presente los horarios de trabajo, ofrecer mayor flexibilidad y buscar la conciliación laboral y personal de empleados y directivos, permitirá que tus trabajadores puedan compaginar tu vida laboral con la vida familiar hará que se sientan más relajados y seguros.

La presión laboral y objetivos ambiciosos  a un plazo corto, pueden ser positivos pero si mantienes esa presión durante mucho tiempo puede volverse en tu contra y desmotivar al trabajador. En pequeñas dosis nos motiva y nos ayuda a mejorar, en exceso nos produce ansiedad  y bloqueo.

La flexibilidad del horario de trabajo  ayuda a los trabajadores  en la conciliación laboral.  Si los trabajadores se sienten estresados con su horario de trabajo  porque  no llegan a todas las tareas en las que se le requieren, acabarán por no ir a gusto a su puesto de trabajo y hacerlo de manera desmotivada. En las familias españolas, los padres y madres trabajadoras pasan con sus hijos de media 2 horas y 4 minutos. Ese tiempo que pasan con sus hijos es para resolver obligaciones, baños, deberes o tareas del hogar.  Hoy día existen muchas maneras de realizar tu trabajo. Las tecnologías nos permiten estar continuamente conectado y poder trabajar desde casa.  Por este motivo, recomendamos un trabajado basado en objetivos y con flexibilidad.

 

Plan de formación continua para motivar al equipo

Como tercer punto, destacar que un trabajador formado y motivado, siempre va a rendir más, así como también, va a ser más ambicioso. Es importante mostrar a los trabajadores un plan de desarrollo de carrera, así como una estrategia de formación continua que tenga como fin el reciclaje y desarrollo profesional.

La formación de los trabajadores muchas veces se deja de lado por falta de presupuesto y/o tiempo. A la larga esto puede ser un riesgo que se puede pagar muy caro. Todas las empresas disponen de un crédito anual para llevar a cabo cursos para trabajadores, si bien es cierto, que las empresas pequeñas cuentan con unos recursos muy limitados, esto no debería de ser un bloqueo, pues si se desarrolla un plan de manera estratégica y organizada, anualmente se pueden llegar a desarrollar acciones formativas sin coste para la empresa y con muchos resultados para sus trabajadores.

Todos tenemos ambiciones y ganas de seguir aprendiendo. Que no te de miedo formar a los trabajadores. Ellos sentirán que se apuesta por ellos y porque crezcan profesionalmente y esto les motivará en el trabajo que realizan en la empresa.

 

Comunicación Interna

Otro de los puntos a tener en cuenta la comunicación interna constante, un trabajador que sabe que sucede en la empresa y está informado, siempre va a ser más receptivo al cambio, empático y comprensivo. Además, cuando comunicas a tus trabajadores los cambios, estos sienten que confías en ellos y su lealtad, por este motivo, se recomienda mantener una comunicación interna fluida, que tenga como fin motivar el sentimiento de inclusión y de grupo por parte del trabajador.

 

Reconocimiento y méritos

Un buen líder no es quien dice que hay que hacer, sino también quien reconoce los méritos de los trabajadores, agradece y otorga premios. Es importante que las empresas fomenten este tipo de comportamientos por parte de sus directivos ya que un trabajador que se siente valorado, siempre va a proyectar una imagen externa positiva.

Haz a tus trabajadores partícipes de las decisiones tomadas. Intenta realizar reuniones en las que se comuniquen las decisiones, consulta a tus empleados sobre temas que le incumban o haz lluvias de ideas cuando quieras saber su opinión. Utiliza además las tecnologías como canales de comunicación y evita las prohibiciones. No aceptar el uso del móvil o de las redes sociales puede ponerse en tu contra. Enseña  cómo utilizar estas redes en su propio beneficio.

Estos son solo algunas de las medidas que puedes empezar a tomar para que tus trabajadores se sientan más felices, recuerda que su felicidad se traduce en tu productividad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)