Sin ánimos de ser pesimistas, existe una triste pero patente realidad que es tema de conversación en distintos debates sobre empleo.

Actualmente, la formación reglada no llena las expectativas de las empresas y tampoco cubre los requerimientos y exigencias del mercado laboral.

En otras palabras, las personas estudian ciertas formaciones y al culminar su preparación no encuentran salida profesional en España.

En la mayoría de los casos en las ofertas de empleo se exigen ciertos requisitos que no cumplen los candidatos, pues la capacitación que han recibido en sus centros de estudio no es suficiente para cubrir las demandas del mundo empresarial.

 

El abismo entre los perfiles profesionales buscados y el nivel de cualificación de los candidatos es cada vez más grande.

Entre las principales razones de esta penosa situación, que afecta a cada vez más jóvenes españoles, está el que las formaciones regladas sean sobradamente teóricas y carezcan de un carácter práctico con miras a la especialización.

Además de ello, parecen no adaptarse al uso de nuevas tecnologías y no tienen conciencia de su impacto en el terreno laboral.

Tampoco presentan a los estudiantes contenidos actualizados con la frecuencia que se requiere, sobre todo si se trata de puestos de trabajo emergentes o de data reciente que responden a nuevas necesidades del mercado de trabajo.

Y es un asunto que concierne a plazas de trabajo en todos los niveles.

Las empresas se encuentran con grandes dificultades a la hora de conseguir cubrir tantos cargos de chapistas, pintores de automoción y titulados en manipulación de alimentos, como ingenieros de diferentes modalidades y administrativos con buen nivel de idiomas, a pesar de la elevada tasa de desempleo.

La educación, específicamente desde la formación reglada, parece tener un largo camino por delante para solucionar esta brecha.

Quizás por una parte podría evitarse una propuesta basada en la memorización de los contenidos, algo que hoy no tiene mucho sentido con la facilidad que ofrece Internet como repositorio de conocimientos.

En vez de ello, podría apostarse más por desarrollar competencias y habilidades transversales, así como promover la empatía y la comunicación como herramientas de valor en el desempeño de todas las profesiones y oficios.

Empleo - Lo que demandan las empresas

Lo que demandan las empresas

Ciertamente, aunque el mejoramiento de la formación reglada no está totalmente en nuestras manos, conocer qué están buscando las empresas es especialmente útil para paliar el efecto de las carencias educativas.

Entre los principales requisitos que reflejan las ofertas de empleo están:

 

LA EXPERIENCIA Y TRAYECTORIA LABORAL

El 79,6% de las ofertas de empleo en España solicita experiencia previa en un determinado oficio o en el desempeño de un cargo.

Es uno de los aspectos más valorados por las organizaciones.

Optar por formaciones que incluyan prácticas profesionales o por contratos para la formación y el aprendizaje es por tanto una excelente alternativa para no llegar de cero al proceso de selección.

Conoce más acerca del contrato de formación en el siguiente post:

VENTAJAS DEL CONTRATO DE FORMACIÓN Y APRENDIZAJE

 

LA TITULACIÓN DE FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO

La oferta laboral para candidatos con estudios de Formación Profesional para el Empleo aumenta día a día en España.

En efecto, 4 de cada 10 ofertas de trabajo están dirigidas a candidatos con estudios de Formación Profesional para el Empleo, que poseen Certificados de Profesionalidad, Formación Dual y ciclos de FP.

De esta manera, la obtención de un Certificado de Profesionalidad resulta de mucha utilidad para incorporarse más fácilmente a puestos de trabajo.

Es una titulación oficial que acredita las capacidades para desempeñarse en cargos específicos y sus contenidos aseguran adquirir las aptitudes necesarias.

Además, los Certificados de Profesionalidad están vinculados a los Contratos para la Formación y el Aprendizaje por lo que los estudiantes acceden a experiencias profesionales durante la formación.

Para conocer más acerca del Certificado de Profesionalidad, te invitamos a leer este post:

QUÉ ES UN CERTIFICADO DE PROFESIONALIDAD

 

LA ADQUISICIÓN DE COMPETENCIAS O HABILIDADES PROFESIONALES

Más que solicitar formaciones de educación superior como los postgrados, las ofertas de empleo están buscando perfiles con ciertas competencias o capacidades profesionales en específico.

En concreto, las competencias digitales son las más requeridas por los empleadores actualmente, debido a la importancia que adquirieron las nuevas tecnologías y los procesos digitales en los últimos años.

Las formaciones profesionales para el empleo incluyen en su contenido módulos especialmente diseñados para cubrir estos requisitos.

Los cursos mediante los cuales se llevan a cabo estas formaciones son de hecho mayoritariamente telemáticos o se imparten bajo modalidad online.

Desarrollándose estos cursos online a partir de tecnología multimedia y las nuevas tecnologías.

Por todo esto, la Formación Profesional para el empleo es la que más se ajusta actualmente a la demanda del mercado laboral.

Los Certificados de Profesionalidad, la Formación Dual y los ciclos de FP poseen una amplia oferta académica que incluye:

    • Una enseñanza enfocada en el desarrollo de capacidades y competencias transversales y profesionales.
    • La alternancia de la formación con el empleo con carácter práctico.
    • El uso de nuevas tecnologías.
    • Y además, una actividad formativa flexible, que ofrece contenidos actualizados relativos a profesiones digitales y emergentes.

Búsqueda de empleo - Abismo entre la formación y el empleo

 

¿Entonces para conseguir un trabajo debo volver a formarme?

Queda claro que la formación adecuada es la clave de cualquier persona que busca empleo o quiere incorporarse al mercado laboral.

Muchos profesionales se sentirán defraudados o más bien confundidos cuando se habla de la brecha que existe entre la formación reglada y el empleo.

Es fácil pensar que para optar a cualquier cargo actual quizás se deba volver a estudiar.

Ciertamente, durante la vida profesional, el aprendizaje o formación continua será lo que permita el mejoramiento de la trayectoria profesional o incluso lograr un cambio de trabajo con más beneficios.

 

Pero ante un mercado laboral altamente cambiante y competitivo la formación continua es imprescindible.

Aunque se tenga una carrera o años trabajando en una determinada actividad, es esencial seguir formándose y actualizando a través de cursos de mejoramiento profesional o de la obtención de certificaciones.

Para ello es importante elegir en qué formarse y revisar qué está requiriendo el mercado laboral en las áreas profesionales concretas que sean de interés.

Todo ello incrementará el nivel de cualificación y empleabilidad.

Reinventar tu carrera profesional y no morir en el intento

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Nos gusta recibir vuestras opiniones, no dejes de compartir 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)