Existen muchos motivos que influyen en el clima laboral de una empresa. Potenciar la motivación laboral y la felicidad de los empleados puede llegar a ser clave para el éxito de una empresa si se lleva a cabo con una estrategia prediseñada y con objetivos claros.

Por suerte, existen muchas maneras sencillas, y que con un bajo presupuesto, pueden llegar a tener un impacto muy alto en los trabajadores y conseguir alinear sus valores con los de la organización. A continuación, te damos algunos consejos que pueden ayudar los logros de una organización, la mejora del clima el clima laboral y generar buen feeling entre empleados.

 

Motivación y clima laboral: ¿Qué motiva en el trabajo?

Lo que continua motivando a los españoles en la actualidad es la posibilidad de aumentar su sueldo y conseguir una mejora en la retribución salarial. Aun así, aspectos como la promoción laboral, el desarrollo y la idea de tener más influencia han tomado especial relevancia en los últimos años.

Muchas son las empresas que afirman que su éxito empresarial se debe a un enfoque de los recursos humanos de la empresa basado en las siguientes preguntas: ¿Qué esperan las personas de sus empleos? ¿Solamente quieren ganar más dinero? ¿O quieren seguridad, buen clima laboral y oportunidades de crecimiento, desarrollo y formación en su posición?

motivación de equipos

Según el estudio llevado a cabo por el psicólogo Fredrick Herzberg, existen dos tipos de factores que impactan sobre un trabajador. Los primeros, denominados por él “de higiene”, permiten mantener cierto nivel de resultados si son adecuados y, sin embargo, provocan insatisfacción y disminución del rendimiento cuando se perciben como insuficientes o injustos. Entre éstos se encuentra, por ejemplo, el salario. Los segundos, motivadores, están vinculados intrínsecamente al trabajo que desarrolla cada empleado y sí tienen capacidad efectiva de motivar al individuo a ejecutar mejor sus tareas. Aquí se encuentra, por ejemplo, el clima laboral.

Por este motivo, los departamentos de RRHH de una empresa, en su estrategia de comunicación interna, deben tener en cuenta que las nuevas generaciones no están tan inspiradas por temas económicos o por estatus, sino más bien por el desarrollo, el crecimiento y las posibilidades de mejora que su puesto ofrece. En este sentido, la motivación y el clima laboral, conceptos directamente relacionados, resultan de vital importancia, tanto en la satisfacción del capital humano como en la retención del talento.

 

Claves para mejorar el clima laboral.

Es simple: si se tiene un excelente lugar de trabajo, la gente tendrá un mejor desempeño y el servicio que se da al cliente siempre será mejor. El clima laboral se convierte, entonces, en la piedra angular del éxito. Muchas son las maneras que tiene una empresa para cambiar la atmósfera y crear un mejor ambiente de trabajo. Para lograr los objetivos que se pretende alcanzar, independientemente de cuál sea su tamaño, una organización debe centrarse en los siguientes aspectos:

1.Flexibilidad laboral para lograr mayor conciliación.

Las empresas entienden cada vez más la importancia de ofrecer a sus empleados un entorno laboral flexible en el que cada individuo se pueda desarrollar tanto personal como profesionalmente. La gestión por objetivos puede ser una gran aliada para medir la productividad, más allá del cumplimento de un horario rígido o de ocupar un puesto de trabajo físico.

2.Independencia y autonomía para poder tomar algunas decisiones.

Mide el grado de autonomía de las personas en la ejecución de sus tareas habituales. El hecho de que cualquier empleado disponga de toda la independencia que es capaz de asumir favorece el buen clima laboral.

3.Los empleados deben sentirse escuchados.

Es necesario un tipo de liderazgo flexible ante las múltiples situaciones laborales que se presentan. Las relaciones interpersonales son muy importantes y debe incentivarse un estilo de gestión cercana, donde los líderes inspiren, sean accesibles y contribuyan a crear un buen ambiente laboral.

motivación laboral

4.La transparencia y comunicación interna periódica es esencial.

Ha de ser efectiva entre empresa y trabajador, dándose de manera horizontal entre los diferentes puestos. El empleado tiene que estar enterado siempre de las actividades que la empresa realiza, fomentando su participación para, así, evitar la posible resistencia ante los cambios.

5.Reconocer los logros de los trabajadores.

Reconocer los éxitos y el buen trabajo de los empleados con refuerzos positivos es muy importante para que éstos se sientan parte de la empresa y tengan motivación a la hora de desarrollar mejor su actividad.

6.Ofrecer un plan de carrera y desarrollo profesional a largo plazo.

Suponen la adopción de esquemas organizativos basados en la rotación y el “enriquecimiento de los puestos de trabajo” con el fin de fortalecer el ambiente de estabilidad que la empresa ofrece. Se deben valorar las capacidades de los empleados e ir asignándoles responsabilidades según su progresión.

7.Potencia la formación.

A través de cursos y actividades formativas, se consigue que los empleados se fijen metas periódicas para ir asimilando nuevos conocimientos, desarrollando su carrera profesional. La continua revisión de los procedimientos en una empresa y la actualización de los conocimientos por parte de sus empleados supone una inversión para el futuro de la organización y, además, actúa como incentivo en el trabajador y aumenta su autoestima ante la posibilidad de mejorar progresivamente. Es interesante que las empresas inviertan en formación, para que sus trabajadores sigan motivados, pensando que siguen creciendo, que siguen descubriendo y que siguen mejorando.

Formación y motivación son un factor clave en la mejora de las organizaciones. El buen desarrollo y la coordinación de estas dos estrategias supone avance, productividad y competitividad. Tener empleados satisfechos y formados permite trabajar con entusiasmo, dedicación, lealtad y compromiso y eso repercute directamente en la consecución de los objetivos que persigue la organización y en el incremento en la mejora competitiva a nivel global. Además, la adquisición de nuevos conocimientos, actualizados y continuos, permite que los trabajadores desarrollen y pongan en práctica todo aquello que van aprendiendo y consiguen que la empresa se mantenga activa en el mercado, fortaleciéndose y satisfaciendo a los clientes, proporcionando calidad y buen servicio.

estrategias mejora clima laboral

Importancia del Employer Branding y la gestión del talento

Employer branding no es una ilusión, sino que es un proceso de absoluta importancia para las corporaciones que buscan el mejor talento de la industria, con el objetivo de impulsar la innovación y aspirar a mantenerse en la vanguardia de la competencia. Supone desarrollar una marca como empleador preferido, en crear una marca con reputación laboral y puede ser una poderosa herramienta de negocio si se intentan conectar los valores, la estrategia de personas y las políticas de recursos humanos de una organización con la marca corporativa.

Empresas como Google, Facebook, Starbucks, Affinity Petcare España, Grupo VIPS España, Cisco, The Ritz-Carlton, Lidl… son pioneras con sus prácticas de employer branding y algunas de ellas han convertido la formación en un activo de primer nivel para potenciar su marca. Entienden que los trabajadores que incrementan sus conocimientos a través de su centro de trabajo y que desarrollan sus actividades dentro de un buen clima laboral, se implican mucho más en el negocio, muestran su satisfacción y motivación y se convierten en los mejores embajadores de la marca, lo que supone un atractivo para la retención del talento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)