Seleccionar página

Las profesiones del futuro están vinculadas a las tecnologías y al análisis de datos.

Una de las mayores preocupaciones actuales dentro del ámbito laboral está relacionada con las profesiones del futuro. La transformación digital ha venido para quedarse y va a suponer el principal reto dentro de las organizaciones.

En consecuencia a esta situación, el mercado de trabajo se ha visto obligado a sufrir variaciones. Cada día somos más conscientes que hay funciones que serán sustituidas por la robótica y otras nuevas que aparecerán, se establecerán teniendo en cuenta o acorde con los cambios de la Sociedad. El mercado de trabajo està sufriendo variaciones y las empresas, ni ofrecen los mismos puestos ni buscan el mismo tipo de candidatos. El mundo del empleo se está renovando y se empiezan a exigir perfiles muy cualificados y con gran capacidad para adaptarse a los entornos.

 

La transformación digital y el mercado laboral

 
Vivimos en sociedades cambiantes y dinámicas y, si bien es cierto que hace algunos años, los títulos universitarios o equivalentes garantizaban estabilidad y calidad de vida, ahora mismo no es suficiente sólo con eso.

A diario usamos aplicaciones, accedemos a las redes sociales, interactuamos con personas que estan cerca y con otras que estan a miles de kilometros de distancia, reservamos hoteles, organizamos viajes, compramos ropa sin deplazarnos, con un sólo click nos traen la comida a casa. En definitiva, nos introducimos tan rápidamente dentro de lo digital que hacemos cualquier cosa de nuestra vida cotidiana a través de un sistema tecnológico.

Teniendo en cuenta esta situación, podemos decir con total seguridad que los comportamientos de los clientes han cambiado y de ahí la necesidad de que las profesiones del futuro estén adaptadas a las nuevas demandas.

 

Las profesiones del futuro estarán dentro del sector TIC y Marketing Online

 
Aunque es cierto que no podemos predecir con absoluta certeza qué es lo que ocurrirá dentro de un siglo, sí podemos intuïr qué es lo que ocurrirá en una década, en relación con las profesiones del futuro. ¿Cuáles serán las profesiones más demandadas? ¿Qué tipo de perfiles buscarán las empresas? Las tendencias a nivel mundial confirman lo que ya hemos comentado, si queremos desarrollar nuestras actividades en empresas potentes, tenemos que subirnos al carro de la tecnología, siendo capaces de actualizarnos constantemente y formándonos para no quedar atrás.

Entre las profesiones del futuro, encontramos:

 

1. Data Scientist / Especialista en Big Data

El especialista el Big Data tiene un perfil profesional con alto nivel de formación y su principal función es la de gestionar y explotar datos. Analiza toda la información que circula por Internet y manipula grandes cantidades de datos en el mundo de las tecnologías de la información y la comunicación. Se trata de un puesto muy demandado y que las organizaciones tienen muy en cuenta para optimizar sus recursos y lograr sus metas. Las empresas necesitan expertos que sepan gestionar, que emitan valoraciones a partir de toda la información que consiguen y que generen conclusiones que mejoren la estrategia de negocio.

 

2. Especialista en SEO

El especialista en SEO desarrolla sus funciones dentro del márketing digital y su trabajo se vuelve cada vez más importante para las empresas. Los expertos en SEO se encargan de dar mayor visibilidad a la empresa en Internet. Eso se consigue posicionando bien a la compañia en buscadores tan importantes como Google. Tratan de detectar y de entender de qué forma los usuarios realizan sus búsquedas y cuales son sus prioridades cuando tratan de conseguir información. Además, implementan mejoras en la web para que su tráfico mejore y aumente, consiguiendo así, incrementar los beneficios de la empresa.

 

3. Comunity manager

La función más importante del Community Manager es la de gestionar las redes sociales. Es el experto que se encarga de construir, gestionar y administrar la comunidad online alrededor de una marca en internet, generando vínculos con los usuarios y fidelidad con los clientes. Debe conocer en profudidad el entorno de la empresa para mantenerse competitiva ante sus principales organizaciones rivales.

 

4. Programador Web y Apps

Una de las profesiones más demandadas en la actualidad es la del programador de páginas web y de aplicaciones en internet. Se encarga de diseñar, codificar y mantener tanto sitios como aplicaciones web innovadoras y reutilizables. Realiza recomendaciones al equipo en relación con las nuevas tecnologías y se encarga de administrar la base de datos. Además, se encarga de la interfaz gráfica para que resulte atractiva para el usuario.
5. Especialista/Técnico en E-Commerce

El especialista en comercio electrónico se encarga de la creación, gestión y ejecución de la estrategia de e-commerce de la empresa. Se ocupa de analizar el recorrido que hace un usuario desde que entra en una página web hasta que compra el producto y además de elaborar la estrategia que permitirá optimizar la conversión, monetizar la visita o convertir al usuario en cliente.

 

6. Experto en la Nube

El especialista en cloud computing es otra de las nuevas profesiones TIC que va a seguir ocupando los primeros puestos de los empleos tecnológicos en los próximo años. Se encarga de la gestión, del diseño de soluciones y de la infraestructura personalizada de la nube.

 

Habilidades imprescindibles de los futuros profesionales

 


Si bien hemos hecho especial hincapié en la revolución que ha supuesto la incorporación de la tecnología en el mercado laboral y cuales van a ser las profesiones más demandadas en el futuro, no podemos dejar de lado las habilidades que se demandarán en los próximos años y las competencias que tiene que poseer el empleado si quiere ser contratado y trabajar con los mejores.

En este sentido, las principales demandas de los empleadores, en cuanto a la personalidad del candidato y su formación, son:

 

1. Elasticidad mental y resolución de problemas complejos:

El futuro traerá problemas que nunca antes has visto en un mundo que nunca has visto. Para resolver estos problemas, será necesario tener la flexibilidad mental para pensar más allá de lo que conocemos, para ver el panorama general y reorganizar las cosas, encontrando una solución.

 

2. Pensamiento crítico:

La tecnología puede automatizar muchos de los trabajos que existen actualmente, pero probablemente no desarrolle las capacidades derivadas del pensamiento crítico. Analizar varias situaciones, considerar múltiples soluciones y tomar decisiones sobre la marcha a través de la lógica y el razonamiento será fundamental para el desarrollo de las actividades que los nuevos puestos van a necesitar.

 

3. Creatividad, autonomía y flexibilidad:

Que el trabajador se sienta cómodo, capaz de tomar decisiones, en espacios abiertos, de aprendizaje y debate, de cambio e independencia, supodrná el eje angular de toda compañía, para el buen funcionamiento y adaptación de los empleados a la transformación digital.

 

4. El conocimiento interdisciplinario a través de la formación:

Es necesario estar en constante evolución para adaptarnos a los cambios y no desconectarnos de la realidad social y laboral a la que nos enfrentamos. Si bien supone un reto ilusionante, también supone un desafío para empleados y organizaciones. La formación es la clave para moverse dentro de una globalización y un mercado de trabajo que exige, cada vez más, cualificación.
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)