El conjunto de técnicas que recopila el mindfulness disminuye en más de un 40% el riesgo de sufrir depresión, insomnio y ansiedad.

Quizás no todo el mundo lo tiene tan claro pero los seres humanos tenemos entre 20.000 y 40.000 pensamientos al día lo cual no es poca cosa.

Es increíble pero en nuestro cerebro hay más ruido que en un moderno bar de copas.

Y el problema es que lo llevamos literalmente encima de nuestras cabezas todo el día.

Si a ello le sumamos el creciente uso de las tecnologías, la tendencia a la inmediatez y la exigencia en el cumplimiento simultáneo de múltiples tareas, estaremos ante un infierno en vida.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2020 la depresión y la ansiedad se pondrán a la cabeza de la lista de causas de bajas laborales.

Otros estudios afirman que el 40% de la improductividad de un trabajador es una consecuencia directa de la multitarea.

Además, nueve de cada diez individuos utiliza su móvil al mismo tiempo que realiza otras tareas, algunas de importancia como conducir maquinarias o su vehículo.

Y más del 45% del tiempo, la mente permanece en un limbo sin emplear su capacidad en nada realmente productivo.

mindfulness solución al estrés laboral

Estas cifras se han convertido con el paso de los años en verdaderas preocupaciones para las personas pero también para las empresas.

En ellas están enmarcadas las principales causas de pérdidas económicas y de recursos, inclusive humanos, tristemente.

La respuesta a estas inquietudes se ha encontrado irónicamente en la práctica de la atención o conciencia plena, que tiene sus raíces milenarias en la meditación budista, pero también en el cristianismo contemplativo y en otras filosofías ancestrales.

 

El mindfulness: retorno a la esencia

El mundo contemporáneo con ayuda del marketing ha simplificado estas valiosas lecciones de bienestar, atención y conciencia plena, bajo el nombre de mindfulness.

Pero si lo vemos en perspectiva, ello no debería ocasionar ningún problema.

Es lógico querer llevar estas técnicas de concentración y meditación a una versión más práctica y sencilla.

Sin embargo, no fue su nuevo nombre lo que la hizo tan popular sino sus resultados reales.

El conjunto de técnicas que reúne el minfulness, reduce de forma significativa los niveles de estrés, el absentismo laboral, los conflictos interpersonales, e incrementa la creatividad, la autorregulación emocional y la capacidad para tomar decisiones de forma asertiva.

Empresas de todo el mundo, especialmente del Reino Unido y EEUU, las han incluido como parte de sus programas corporativos.

En España, esta práctica llegó de la mano de las multinacionales.

Mindfulness: ¿una práctica necesaria o una moda empresarial?

Qué hace en realidad el mindfulness

El mindfulness no tiene dudosa procedencia ni es un asunto de realismo mágico o religioso.

TODO LO CONTRARIO.

Se trata de un conjunto de técnicas meditativas orientales, especialmente centradas en el uso de la respiración, atención y concentración plenas.

Su efecto cerebral ha sido comprobado científicamente con resultados positivos en los niveles físico, mental, social y emocional.

Es por ello que el mindfulness no es solo un asunto de empresas pues su uso se ha hecho frecuente también en el ámbito educativo y hospitalario.

Implica sosegar la mente y el ritmo acelerado de la vida, tomar perspectiva sobre los asuntos que preocupan y vivir de forma consciente.

Aplicar estas técnicas facilita estar aquí y ahora, con atención plena, con los sentidos puestos en una sola cosa, entre otras bondades.

Todo ello tiene efectivamente sus repercusiones en la creación de un mejor clima de trabajo y en la forma en que las personas se relacionan, en cómo son capaces de gestionar sus emociones y los cambios que son parte natural de la vida.

Una parte importante del mindfulness aplicado a las empresas supone trabajar con sus líderes.

El liderazgo consciente al final es el que resulta más influyente y conduce a que los demás trabajadores sigan los pasos del cultivo de la práctica de la atención plena, la claridad, la creatividad y la empatía o entendimiento profundo del otro.

Qué hace en realidad el mindfulness

Mindfulness: una práctica necesaria

Puede ser que algunos vean al mindfulness como una moda más.

La verdad es que es necesario buscar a los especialistas y evitar caer en manos de quienes solo quieren vender fuegos fatuos.

El mindfulness tiene resultados positivos en la medida en que se cobra conciencia de cuál es su significado.

Tampoco es un asunto solo que concierna a la empresa donde se trabaja.

Su práctica tiene su efecto más importante cuando las personas lo llevan a su filosofía personal, lo cual es el mayor reto.

El tema de la atención plena va siempre de la mano del autocuidado y de la cooperación.

“Si yo estoy bien, todos estamos bien”.

La empresa no se convierte en una organización benéfica por ello, sino que toma consciencia de la importancia de crear bienestar.

Si cada uno de los trabajadores está bien consigo mismo y con los demás, la empresa solo puede recibir un mayor entusiasmo y motivación por estar en un lugar donde se está bien, en el que se puede agregar valor, innovación y ser creativo para el desarrollo y la productividad de todos.

En otros post señalamos que ya no es suficiente con tener el mejor talento.

Las empresas deben asegurar mantenerlo y cuidarlo.

Si los trabajadores están más plenamente presentes en su trabajo, serán más eficaces, tomarán mejores decisiones y se desempeñarán mejor con quienes comparten sus metas.

Si quieres conocer más estrategias para mantener a tu fuerza laboral motivada te recomendamos el siguiente post:

9 estrategias para mantener una fuerza laboral altamente motivada

 

Programa de formación en mindfulness

La práctica de la atención plena y la consciencia son habilidades que se pueden entrenar y desarrollar.

Los programas de mindfulness en las empresas se basan en estudios científicos de la neurociencia, reducen el estrés, desarrollan la concentración, la inteligencia emocional y el liderazgo.

FO&CO Consultores en su práctica en la gestión de los recursos humanos cuenta con cursos y programas que implementan técnicas de mindfulness. posibilitando a trabajadores y directivos de las empresas centrarse en las prioridades, potenciar su claridad mental, su bienestar, la capacidad de toma de decisiones, el balance emocional y relacionamiento, así como mejorar su rendimiento y la respuesta ante los obstáculos.

Si estás interesado/a en obtener más información en nuestros cursos, ponte en contacto a través de este formulario de contacto o llamando al 913 91 86 17.

Saber Más sobre nuestra consultoría en Recursos Humanos

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Nos gusta recibir vuestras opiniones, no dejes de compartir 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)