Seleccionar página

TRABAJAR, PERO NO A CUALQUIER PRECIO

El 48,6% de los jóvenes españoles está dispuesto a aceptar cualquier trabajo y en cualquier lugar, aunque el sueldo sea bajo.

De ellos un 20% trabaja sin contrato y casi el 44% lo hace con contrato temporal.

A este escenario pesimista le sumamos que más del 70% de los jóvenes se desempeña en experiencias laborales que tienen poca o ninguna relación con sus estudios y formación académica.

Todo ello habla de un panorama laboral complicado en el que se ve disminuido el valor personal y profesional de los individuos y prevalece el temor a perder el trabajo.

Sin embargo, NO TODAS SON MALAS NOTICIAS.

Con la recuperación económica y mejora del mercado laboral, los trabajadores están empezando a despertar también de su letargo.

Los profesionales, incluso aquellos que se encuentran en situación de desempleo, han empezado a preguntarse qué quieren en cuanto a lo laboral.

La respuesta ya no es simplemente que quieren un trabajo, sino que quieren algo más que un trabajo, una labor con determinadas características y condiciones que les satisfaga más allá del aspecto económico.

Qué están valorando los trabajadores

Tanto los trabajadores como los futuros candidatos están tomando en cuenta otras opciones, además de ganar un sueldo apropiado y suficiente.

Aprecian otra clase de facilidades como la flexibilidad horaria que permita la conciliación familiar y la sana desconexión, la posibilidad de teletrabajo o trabajo remoto, las bolsas de tiempo, las oportunidades de formación y el reconocimiento por su labor.

Todo ello es lo que se conoce como SALARIO EMOCIONAL.

En el post El salario emocional: la clave de la motivación laboral ya conversábamos sobre la importancia de revisar las políticas y las buenas prácticas empresariales en este sentido.

Alertábamos sobre la dificultad que podrían atravesar las empresas para retener el talento en los próximos años.

Cualquier empresa podría perder a sus mejores trabajadores y con ello disminuir sus ganancias en un 4%, así como sufrir una serie de efectos desafortunados en 40% de sus ingresos.


El salario emocional es un asunto complejo y multifactorial que implica un excelente manejo comunicacional de las expectativas laborales.

Establecer objetivos claros para los trabajadores y también impulsar la motivación por la labor que se desempeña con creatividad e innovación.


Pero quizás la clave está en conocer cuáles son las verdaderas necesidades de sus trabajadores.

Por ejemplo, este año la temática de la discriminación por sexo ha estado presente con mucha fuerza encima del tapete.

El 84% de las trabajadoras no se sienten satisfechas con el trato que reciben en sus centros de trabajo.

Tener en cuenta esta situación permite a las empresas anticiparse y dar los pasos correctos para mejorar sus políticas laborales y hacer los cambios necesarios.

Otros temas relevantes tanto para hombres como para mujeres son el desarrollo profesional, la conciliación familiar y la flexibilidad horaria, así como la identificación y el sentido de pertenencia respecto a las empresas en la que trabajan.

Artículo relacionado: ¿Por qué la flexibilidad horaria es beneficiosa para las empresas?

Muchas empresas pierden a sus empleados por no atender a tiempo la escasez de oportunidades laborales y por no ofrecer formación para desarrollar nuevas capacidades o actualización profesional.

En el post La capacitación cruzada hace felices a los trabajadores se explica en detalle los beneficios de poner en práctica esta modalidad de capacitación en las organizaciones.

Pero sin duda alguna también son relevantes para el trabajador el acceso a mejores condiciones laborales como:

  • Seguros médicos.
  • Seguro de coche.
  • Planes de pensiones.
  • Servicios internos.
  • Descuentos.
  • Comedor solidario.
  • Bonos escolares.
  • Incluso salas para el descanso y la recreación, y hasta café gratis.

Las empresas que se esfuerzan por promover una cultura del bienestar, con programas específicos para la prevención en materia de salud, ergonomía o gestión emocional del estrés reciben una mayor aceptación por parte de los trabajadores.

Las organizaciones están cada vez más conscientes de la importancia del balance entre la vida personal, familiar y el trabajo.

Entienden que se trabaja para vivir y no se vive para trabajar.

Te invitamos a leer más sobre este interesante tema en el siguiente post:

¿Eres un workaholic o trabajólico?

¿Cómo lograr trabajar en lo que mereces?

¿Y cómo lograr trabajar en aquello que te mereces?

Si eres trabajador te estarás preguntando cómo puedes lograr encontrar el trabajo que mereces.

Si es así habrás entendido que TRABAJAR NO ES ACEPTAR CUALQUIER TRABAJO.

A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones:

• CÓMO RESPONDER A UNA OFERTA EN LA QUE SOLICITAN QUE SEÑALES EL SALARIO DESEADO

Algunas empresas solicitan a sus candidatos al momento de enviar su CV que indiquen el salario deseado.

Las personas se atemorizan y no envían esta información.

La empresa solicita este dato generalmente para conocer si realmente tienes idea del tipo de empleo y sector al que te estás postulando y también comprobar si has leído la oferta con la debida atención.

La recomendación es responder proporcionando una banda salarial en vez de un salario bruto anual deseado.

Esto implica investigar sobre el puesto de trabajo al que aspiras para obtener esta cifra aproximada.

• CÓMO RESPONDER EN LA ENTREVISTA SI TE OFRECEN MÁS SALARIO DEL ESPERADO

Lo primero es mantener la calma y evitar que la emoción se note demasiado.

Si el salario es adecuado para las funciones que desempeñaras podrías dar a entender que realmente no te valoras lo suficiente.

Una recomendación es preguntar al entrevistador más acerca de la oferta para dar la idea de que estás valorando si el trabajo es de tu interés.

Algunas de las preguntas pueden estar relacionadas con las condiciones del trabajo y las responsabilidades.

Toma en cuenta que podría haber sorpresas después en cuanto a la carga de trabajo o las tareas a desempeñar a cambio de determinada

• CÓMO RESPONDER EN LA ENTREVISTA SI TE OFRECEN MENOS SALARIO DEL ESPERADO

s sumas de dinero.

Aunque quieras conseguir rápido un trabajo debes mantener la calma y no caer en el juego de la inmediatez.

Si aceptas un trabajo subpagado de buenas a primeras el entrevistador entenderás que estás muy necesitado.

Puede sonar muy triste pero puedes terminar pagando por trabajar.

Una forma de evitar trabajos subpagados o con condiciones laborales deficientes es comentar que ya se trabaja haciendo colaboraciones en empresas de amigos y conocidos pero sin contrato.

Preguntar por las condiciones laborales y las responsabilidades es fundamental pues el tema del salario podría ser solo el comienzo de muchas irregularidades.

Plantearte un salario por debajo del esperado también podría ser una estrategia de la empresa para evaluar tu capacidad para negociar.

Llegar a un acuerdo con la organización podría asegurarte el puesto de trabajo y por supuesto un salario satisfactorio y adecuado.

 

Tendencias que cambiarán para siempre la forma de trabajar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Nos gusta recibir vuestras opiniones, no dejes de compartir 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Te ha parecido interesante? No dejes de compartirlo ;-)